lunes, 26 de mayo de 2008

Elmyrita...

Elmyrita (la de los looney toons) era mi apodo de pequeña, habré tenido unos 3 añitos más o menos. Yo era una dulce niña desbordante de amor, abrazos y besos, como era pequeña no sabía controlar mi descomunal fuerza, era una "Hércules" versión femenina y baby. Ya tengo casi 20 años y mi hermana mayor no deja de comentar mis anécdotas como Elmyrita.

Cuenta la leyenda que Macri-Elmyrita adoraba a los animales y siempre quería tocarlos, acariciarlos y sobre todo abrazarlos. Tanto a los perritos como a los pollitos.

Cuenta la leyenda que Macri-Elmyrita adoraba a los animales y siempre quería tocarlos, acariciarlos y sobre todo abrazarlos. Tanto a los perritos como a los pollitos.

En donde vivía teníamos animales muy bonitos, Sandra (mi hermana mayor) siempre cuenta que yo a los pollitos los agarraba y los apretaba mucho. Un día agarre a un lindo pollito chiquito y los apretaba tanto que sus ojos se desorbitaban.

Un día yo estaba persiguiendo a los pollitos para agarrarlos y Sandra detrás mió cuidando que no me haga daño o que no le haga daño a los pollitos, en mi camino choco con un ladrillo que cae enzima de un pollito aplastándolo, Sandra levantó el ladrillo y vio a un pollo con los ojos salidos, la lengua afuera, todo aplastado, se asusto mucho, en ese tiempo teníamos como empleada a Petronila, Sandra la llamo y me volteo. Petronila como no sabía que hacer, lo tiró al terreno del costado, Sandra dice que se escuchaba piar al pollito mientras volaba por el aire, también dice que desde que paso eso cree que necesita un psicólogo y que le cree un trauma.

Hoy en día no me gustan los emplumados y soy mas cuidadosa a la hora de cargar a un animalito… los agarro tan suave que una vez fui con un amigo a comprarle un hámster a su enamorada, yo agarro uno y el bicho ese salta, cae al suelo y no movía las patas de atrás, mi pata y yo nos asustamos y lo vuelvo a agarrar, lo pongo en su sitio… y obviamente me hago la loca, mientras que mi pata se mata de risa… xD


Looney toons -

5 comentarios:

Franco dijo...

Aaaasuuu... imagino que ya no sigues haciendo esas cosas, no? :P

Pobres animalitos!! xD

Droper dijo...

alejate de mi gata!!

Raulín Raulón... dijo...

Suele pasar, yo cuando tenía mucha más edad que Elmyrita (por cierto, cuando no pasaban aún Tiny Toons en el Perú), aplasté de un pisotón a un conejito que quería entorpecer mi carrera.

Yo también comienzo a sentirme como tú después de la renuncia. Es cierto, no todas las chambas son el paraíso, pero hay cosas que se me van de las manos, como el tiempo. Ya un mes de "vaca".

Martín Balbuena dijo...

Jajajaja...pero con esa carita de inocente nadie creería que eras el terror de los animales...
El primer crimen -por decirlo así- de los asesinos seriales, suelen ser los animales pequeños e indefensos, luego pasan a la siguiente etapa.
En tu caso, tu desbordante amor por los animales los colocaba al borde de la muerte, pero bueno...la inocencia...la inocencia...
Saludossss....

Flavio dijo...

Abrázame porque soy un animal.