domingo, 15 de abril de 2007

OBSERVALO!


Y el hombre destruye aquello que más ama
en campo abierto, o en una emboscada;
algunos con la suavidad del cariño,
otros con la duresa de la palabra;
los cobardes destruyen con un beso,
los valientes destruyen con la espada.